23 diciembre 2014

Es curioso que esta juez valore el trabajo de la esposa en el hogar como si fuera una empleada de hogar y otros jueces hayan condenado a maridos por exigir a la esposa que realizara labores de hogar, al no trabajar fuera. 
Yo creía que para tener derechos también tenemos que afrontar obligaciones, pero en este caso no. 
¿Puede despedir el 'jefe' a la 'empleada o empleado', por hacer mal su trabajo, o porque ha encontrado alguien que lo hace más barato, o mejor, etc.? Me parecen situaciones absurdas en pleno siglo XXI. Ahora ambos cónyuges tienen la obligación de cuidar de los hijos, trabajar, aportar y colaborar en las tareas del hogar. 
Ese victimismo y dependencia deberían ser cosa del pasado y no permitirse ni fomentarse. Es hora de un nuevo contrato conyugal más igualitario y corresponsable.
¡Ya está bien de fomentar los roles y encasillamientos clásicos!


La juzgadora establece una indemnización por la labor que desarrolló en el hogar y al cuidado de su hija durante los 22 años que estuvo casada
WWW.DIARIOINFORMACION.COM
Imagen: lexespaña.com

Aquí la otra noticia que menciono:

Condenado un hombre por humillar a su mujer al echarle en cara su dependencia económica y recuerda que aunque ésta no trabaje no está obligada a hacer las tareas del hogar

Castigado a comer fuera de casa

La Audiencia condena a seis meses de alejamiento a un hombre que amenazó a su mujer con no darle dinero porque no le había preparado la cena



04 julio 2014

Cada vez somos más inteligentes

Mis experiencias coinciden con lo expresado en este artículo.
Recuerdo cuando era un niño y devoraba cualquier tebeo – ahora les llaman comics - que llegara hasta mí. Por ejemplo:
Ayudé al propietario de un kiosco, hermano de un amigo, a ahondar un pozo a cambio de que me dejara leer, en la trastienda del kiosco, todo lo que pudiera durante un periodo de tiempo. Estaba tanto tiempo allí que me sentía culpable porque pensaba que yo había salido ganando con el acuerdo y, como que estaba abusando, a pesar de ser un acuerdo.
Cuando disponía de algún dinero cambiaba los tebeos en diferentes kioscos, por unos céntimos de peseta.
En el colegio me propusieron hacer de lazarillo con un vecino ciego, para acompañarle a vender los cupones de la ONCE. Lo que me daba me lo gastaba en el Capitán Trueno.
Si conseguía cambiar varios tebeos con algún amigo, cosa rara porque mis amigos no eran lectores, era incapaz de esperar para leerlos todos. Cuando llegaba la noche y mi madre me obligaba a apagar la luz, salía al descansillo de la escalera, me sentaba en un escalón y seguía leyendo, encendiendo la luz cada vez que se apagaba, hasta que el sueño me vencía o lo leía todo. Mi estado de excitación y estímulo era demasiado elevado para poder dormir sabiendo que me esperaba tanta maravillosa lectura.
Cuando me fui de casa, con 13 años, empecé a leer periódicos en el bar. Pedía un vaso de leche y un enorme bocadillo y me sentaba en la mesa con el periódico. Lo leía todo, aunque no entendía mucho, al menos al principio.
Esto último me recuerda, dando un considerable salto temporal, a la primera vez que leí una revista sobre informática. En mi ciudad no se vendía ninguna revista de informática. Casi nadie sabía lo que significaba esa palabra. Como mucho los estudiantes de ingeniería podían usar una calculadora Casio programable o, en el colmo de la sofisticación, el ordenador Sinclair ZX81. El caso es que me informé del domicilio de dicha revista que estaba en Madrid y, aprovechando un viaje de ocio, lo busqué y compré un ejemplar. Leí de cabo a rabo la revista, pero no entendí nada. Casi todo eran programas de Visual Basic.
La cuestión es que terminé comprando el siguiente ordenador que sacó Sinclair, el ZX Spectrum y, pocos años después y mucho esfuerzo, conseguí entender todo lo que contenían esas revistas y  me convertí en un buen programador.
El siguiente ordenador fue un Amstrad PC, con dos disqueteras de 5 ¼, sin disco duro que me costó doscientas mil pesetas. Posteriormente adquirí  e instalé un disco duro en tarjeta de 21 Mb, por 75.000 pesetas, y fue un chollo, porque valía más de 100.000 ptas.
Con el advenimiento de Internet el acceso a la información ha crecido y mejorado espectacularmente. Ahora el problema es el opuesto. No tengo tiempo para leer todo lo que me gusta. Ni lo tendría en un millón de vidas, porque cada día se genera más información interesante de la que puedo leer en todo un año, por decir algo, y me quedo corto.
Naturalmente este acceso fácil a tanto estímulo intelectual nos tiene que hacer aunque sea un poco más inteligentes, a la fuerza, al menos a los que somos curiosos.

Lo único que me preocupa algo de esta ecuación es que, con tanta información interesante a la que acceder me convierto en un actor más pasivo y menos activo. Mi pasión por la lectura es infinitamente superior al deseo de expresar mis propias experiencias o reflexiones. Quizás en esto, como en tantas otras cosas, influya el entorno.

02 diciembre 2010

Manifiesto por una Red Neutral

(Si te sientes cómodo y representado por este texto, dale toda la difusión que puedas y quieras: reprodúcelo, enlázalo, tradúcelo, compártelo, vótalo… todas esas cosas que puedes hacer con total tranquilidad y libertad gracias, precisamente, al hecho de que tenemos todavía una red neutral. Hagamos posible el seguir teniéndola)
Los ciudadanos y las empresas usuarias de Internet adheridas a este texto MANIFESTAMOS:
  1. Que Internet es una Red Neutral por diseño, desde su creación hasta su actual implementación, en la que la información fluye de manera libre, sin discriminación alguna en función de origen, destino, protocolo o contenido.
  2. Que las empresas, emprendedores y usuarios de Internet han podido crear servicios y productos en esa Red Neutral sin necesidad de autorizaciones ni acuerdos previos, dando lugar a una barrera de entrada prácticamente inexistente que ha permitido la explosión creativa, de innovación y de servicios que define el estado de la red actual.
  3. Que todos los usuarios, emprendedores y empresas de Internet han podido definir y ofrecer sus servicios en condiciones de igualdad llevando el concepto de la libre competencia hasta extremos nunca antes conocidos.
  4. Que Internet es el vehículo de libre expresión, libre información y desarrollo social más importante con el que cuentan ciudadanos y empresas. Su naturaleza no debe ser puesta en riesgo bajo ningún concepto.
  5. Que para posibilitar esa Red Neutral las operadoras deben transportar paquetes de datos de manera neutral sin erigirse en “aduaneros” del tráfico y sin favorecer o perjudicar a unos contenidos por encima de otros.
  6. Que la gestión del tráfico en situaciones puntuales y excepcionales de saturación de las redes debe acometerse de forma transparente, de acuerdo a criterios homogéneos de interés público y no discriminatorios ni comerciales.
  7. Que dicha restricción excepcional del tráfico por parte de las operadoras no puede convertirse en una alternativa sostenida a la inversión en redes.
  8. Que dicha Red Neutral se ve amenazada por operadoras interesadas en llegar a acuerdos comerciales por los que se privilegie o degrade el contenido según su relación comercial con la operadora.
  9. Que algunos operadores del mercado quieren “redefinir” la Red Neutral para manejarla de acuerdo con sus intereses, y esa pretensión debe ser evitada; la definición de las reglas fundamentales del funcionamiento de Internet debe basarse en el interés de quienes la usan, no de quienes la proveen.
  10. Que la respuesta ante esta amenaza para la red no puede ser la inacción: no hacer nada equivale a permitir que intereses privados puedan de facto llevar a cabo prácticas que afectan a las libertades fundamentales de los ciudadanos y la capacidad de las empresas para competir en igualdad de condiciones.
  11. Que es preciso y urgente instar al Gobierno a proteger de manera clara e inequívoca la Red Neutral, con el fin de proteger el valor de Internet de cara al desarrollo de una economía más productiva, moderna, eficiente y libre de injerencias e intromisiones indebidas. Para ello es preciso que cualquier moción que se apruebe vincule de manera indisoluble la definición de Red Neutral en el contenido de la futura ley que se promueve, y no condicione su aplicación a cuestiones que poco tienen que ver con ésta.
La Red Neutral es un concepto claro y definido en el ámbito académico, donde no suscita debate: los ciudadanos y las empresas tienen derecho a que el tráfico de datos recibido o generado no sea manipulado, tergiversado, impedido, desviado, priorizado o retrasado en función del tipo de contenido, del protocolo o aplicación utilizado, del origen o destino de la comunicación ni de cualquier otra consideración ajena a la de su propia voluntad. Ese tráfico se tratará como una comunicación privada y exclusivamente bajo mandato judicial podrá ser espiado, trazado, archivado o analizado en su contenido, como correspondencia privada que es en realidad.
Europa, y España en particular, se encuentran en medio de una crisis económica tan importante que obligará al cambio radical de su modelo productivo, y a un mejor aprovechamiento de la creatividad de sus ciudadanos. La Red Neutral es crucial a la hora de preservar un ecosistema que favorezca la competencia e innovación para la creación de los innumerables productos y servicios que quedan por inventar y descubrir. La capacidad de trabajar en red, de manera colaborativa, y en mercados conectados, afectará a todos los sectores y todas las empresas de nuestro país, lo que convierte a Internet en un factor clave actual y futuro en nuestro desarrollo económico y social, determinando en gran medida el nivel de competitividad del país. De ahí nuestra profunda preocupación por la preservación de la Red Neutral. Por eso instamos con urgencia al Gobierno español a ser proactivo en el contexto europeo y a legislar de manera clara e inequívoca en ese sentido.

30 septiembre 2010

Nos bajan el sueldo de nuevo

Naturalmente lo de bajada de sueldo es una licencia literaria, pues no es exactamente así. Lo que sucede es que en la práctica es como si lo fuera. En realidad la bajada se refiere a nuestro poder adquisitivo.
Tenemos una reciente bajada del sueldo del 5% de media a los empleados públicos.
Una subida del IVA del 2%.
Con lo anterior ya tenemos un 7% de rebaja de nuestro poder adquisitivo.
A ello hay que sumarle todas estas aciagas noticias.
El gas butano un 16,6% en menos de un año.
La energía eléctrica sube un 35% en los últimos 3 años. Eso sin contar lo que hay que pagar por poner el limitador de potencia eléctrica que está exigiendo Iberdrola, aparte de la necesaria subida de la contratación de potencia, pues normalmente y debido a la proliferación de aparatos eléctricos en todos los hogares, la potencia contratada, normalmente de 3,3 Kw, es insuficiente, con lo cual hay que contratar a 5.700 Kw. 
Yo diría que las cosas van de mal en peor.
Nos estamos empobreciendo rápidamente.
¿Exagero? Por favor que alguien me explique que es así. Me gustaría creer que estoy equivocado y que lo que me pasa es que sufro un “bajón” pasajero de alegría financiera. J


A continuación 2 noticias de FACUA, en las que me baso:

Se situará en los 12,79 euros para el envase de 12,5 kilogramos, acumulando un encarecimiento del 16,6% desde enero.

 

El recibo de la luz subirá en octubre 2,48 euros para el usuario medio

FACUA denuncia que la subida acumulada en poco más de tres años supone nada menos que el 35%.

La deuda del Gobierno nos sale más cara a todos los españoles

Ya nos cobran el doble que a Alemania y eso que el Gobierno hace casi todo lo que le están pidiendo. :-(
¿Pensarán que no lo está haciendo suficientemente bien?
La cuestión es que España (nuestras empresas), no son competitivas por poca productividad.
La productividad viene principalmente de estos 3 factores: Salarios, Organización del trabajo y Tecnología. ¿En qué fallamos más? Yo añadiría un cuarto factor: Formación de los trabajadores. Es una de nuestras asignaturas pendientes: Mejorar y valorar más la formación profesional. Las empresas necesitan más profesionales y menos titulados universitarios. España se ha convertido en un país de señoritos, aunque viene de lejos. Nada menos que de los caballeros hidalgos. Para mí es inaceptable que todavía la mayor parte de profesionales que trabajan en la industria y la Administración NO dispongan de un título profesional de la especialidad en la que trabajan.

con referencia a: Moody's rebaja la calificación de la deuda soberana de España - Estrella Digital (ver en Google Sidewiki)