09 junio 2010

Estreno del nuevo hospital del Vinalopó en Elche

He acudido a una consulta al recién inaugurado hospital del Vinalopó de Elche, donde me han transferido desde mi anterior Centro de Salud.
Es la primera vez que utilizo una instalación de sanidad pública con gestión privada.
El comienzo no ha sido muy exitoso.
Nos habían contado las excelencias del su programa informático de gestión. Florence creo que le llaman. Que a la entrada bastaría con pasar por una máquina nuestra tarjeta sanitaria para que ésta nos proporcionara indicaciones de la cita y donde dirigirnos.
Ni una cosa ni otra.
La máquina tenía anulada la opción de leer la tarjeta sanitaria. No funcionaba. Sin embargo sí se podía introducir el nº del SIP y la máquina emitía el turno de cita, indicando la papeleta el tipo de atención, en este caso primaria, el turno formado de 5 letras, el número de consulta y la hora de la cita. La última línea contiene la fecha y la hora de emisión de la papeleta.
Lo que me ha resultado incómodo e incomprensible es que el turno no sea numérico sino una combinación de letras. Puedo entender que el comienzo del turno sean letras, pero al final debería tener un número que es lo que todo el mundo entiende. En mi caso las letras eran ATPCF. Supongo que las primeras 3 letras significarán Atención Primaria y CF será el turno en sí. La cuestión es que la gente no entiende este sistema y para mi resulta absurdo hacerlo así, siendo tan fácil hacerlo bien, con los numeritos que todo el mundo entiende.
Como además la espera no se produce frente a la consulta, sino frente a un pasillo donde hay varias consultas, la pantalla ofrece varios turnos de distintas consultas. Esto genera caos. Nada más llegar veo a un médico salir para llamar a un paciente por su nombre. Es obvio que dicho paciente no se había enterado de que había salido su turno en la pantalla. Ese chico era joven por lo que podéis imaginar lo que les sucede a los más mayores.
Posteriormente siguieron saliendo de otras consultas para llamar por el nombre. Nada que el sistema no estaba funcionando. ¿Qué pensarán los responsables del hospital? ¿Que han cometido errores en el formato de la información de los turnos o que los pacientes somos tontos?
La gente está acostumbrada a poder leer un listado con el nombre del paciente y la hora que le corresponde. Así pregunta si está presente el que le antecede y se despreocupa de lo demás. Con el formato del hospital debes estar mirando, casi patológicamente, todo el tiempo la dichosa pantallita, porque no sabes cuando va a aparecer tu extraño código.
En fin, mal comienzo organizativo. Después dicen que la gestión privada funciona mejor. ¡JA! En otros centros de salud lo hacen mejor y más inteligible y en las Jefaturas de Tráfico también funcionan mejor los turnos y son más comprensibles para el ciudadano medio.
De momento les asigno un suspenso con un 3 a Asisa y Ribera Salud que gestionan el hospital.
con referencia a: El nuevo hospital pasa la prueba de fuego. La Verdad (ver en Google Sidewiki)