20 diciembre 2009

Mercadillo Camden Town de Londres



Es un lugar que no se puede perder cualquiera al que le guste ir de compras.
Como todo mercadillo que se precie su mayor parte está al aire libre y su visión es un espectáculo en sí mismo. En este caso el mercadillo está separado por una avenida de mucha circulación de vehículos.
Nada más llegar se advierte su cosmopolitismo y peculiaridad porque muchas de las tiendas de la avenida principal están adornadas colgando en sus fachadas muñecos y otras figuras tridimensionales que dotan al lugar de un cierto halo cinematográfico.
Mejor acude sin desayunar y los aromas que despiden los variopintos puestos de comida rápida, la mayoría asiáticos, te embriagarán y no tendrás otro remedio que probarlos. Los cocineros callejeros tratarán de llamar tu atención para que degustes sus exquisiteces culinarias. Dada la variedad del origen racial de los propietarios de los puestos se puede asegurar que es posible realizar un recorrido gastronómico casi internacional. Al menos de comida rápida. Tuve la impresión de que había mejores precios en la parte derecha del mercadillo, según accedes desde el Metro.
No dejes de sentarte junto al Canal de agua que pasa junto al mercadillo mientras descansas y tomas alguna cosa. La vista es muy agradable.
Se pueden encontrar múltiples productos, algunos de ellos a buen precio.
Estuve hace justo un par de años, unos días antes de que se declarara un gran incendio en él.
Como curiosidad, en ese tiempo había cierta oferta de pañuelos palestinos, cuando en España apenas se veían. Estábamos seguros que pronto se generalizaría su uso, como así fue.





con referencia a: Camden Town Londres (ver en Google Sidewiki)