11 noviembre 2009

Encuesta sobre lectores de libros electrónicos en OCU

Acabo de cumplimentar una encuesta sobre lectores de libros electrónicos (ebooks readers), en la OCU.
La verdad es que no tengo un lector especializado, pero la encuesta no lo especifica. Imagino que mi respuesta puede resultar indeseada, pero creo que deberían especificar mejor a qué aparatos se refieren, para no prestarse a equívocos.
Hace muchos años que leo libros electrónicos con distintas PDA (Asistentes Digitales Personales, en inglés). Primero eran una especie de ordenadores de bolsillo, después añadieron llamadas telefónicas para poder usarlos como móvil. Más tarde añadieron recepción de GPS y un largo etcétera que seguirán implantando porque los PDA son ordenadores y, por tanto, son herramientas polivalentes. Además disponen de una pantalla de buen tamaño y botones físicos que permiten navegar por los documentos, hacer búsquedas en ellos, editarlos, etc.
El PDA permite también añadir programas que sean capaces de leer formatos nuevos, con lo que nunca se queda desfasado.
La cuestión es que yo prefiero llevar mis libros, manuales y otros documentos en mi PDA. Gracias al pequeño tamaño del aparato puedo leer lo que desee y en cualquier lugar, con permiso del sol que puede producir brillos en la pantalla y debo buscar un lugar que los evite o ponerme yo mismo en una posición que de sombra a la pantalla. Ahora ya existen pantallas con mejor resistencia a los brillos y exceso de luz. Eso será para el próximo. Existen pantallas reflectivas, transflectivas, LED, OLED y otras, pero la que parece ser más adecuada para lectura es la basada en tinta electrónica desarrollada, como tantos otros inventos, en el MIT (Instituto de Tecnología de Massachuset). Actualmente los lectores electrónicos no muestran color sino escala de grises, como los antiguos monitores de hace muchos años.
El tamaño de los lectores electrónico es considerable. No apto para llevar en el bolsillo. El Kindle mide 134x190x18 mm, mientras que un HTC Magic mide 113x55x13.65 m. En Xataka podéis leer también sobre el HTC Hero.
Otra diferencia aparentemente importante es el tamaño de pantalla. Los lectores de libros especializados suelen incluir pantallas de 6", mientras que los PDA suelen rondar los 3,6" o 4,3". Ahora depende de lo que cada uno priorice: El precio, polivalencia, portabilidad, tener un aparato más en casa, etc. En mi opinión se lee igual de bien en un PDA que en un lector electrónico, solo que por el menor tamaño de pantalla hay que pulsar sobre el botón de avanzar pantalla algunas veces más. Un esfuerzo considerable. ;-)
El ebook reader especializado me parece solo recomendable para quienes leen mucho, casi diariamente o suele comprar en Amazon, como hace Enrique Dans con su nuevo Kindle.
Mi compañero Gaspar habla de su Papyre en esta entrada de su blog.

Comparativa lectores de ebooks: Sony Reader vs Papyre 


con referencia a: Lector de libros electronicos (ver en Google Sidewiki)

Actualización. 17.11.09
Se me había pasado hablar de algo que considero importante refiriéndonos a lectores electrónicos.
Es conveniente que admitan formatos libres y redimensionables como por ejemplo el EPUB.

Libre porque permite su mejora, redistribución y uso sin tener que pagar patentes. Redimensionable porque así permite que el contenido se adapte al tamaño y resolución de la pantalla del lector. 


Actualización.31.12.09

En TuExperto.com han publicado un artículo Comprar un libro eléctronico: claves para elegir el mejor lector de libros digital

- En este otro enlace hay varias recomendaciones de sitios para descargar libros.

- Por otra parte se me olvidó mencionar que es muy recomendable disponer de un programa OCR para convertir cualquier archivo en otros formatos como DOC o TXT. Así dispondremos siempre de un archivo absolutamente legible adaptándose el texto al tamaño de la pantalla que estemos utilizando, a la perfección. :-)
También se pueden descargar libros buscando desde un programa de intercambio de archivos P2P.