29 noviembre 2009

Internet en la 'nube' con Google Chrome en memoria flash USB


Recientemente decidí probar el Google Chome OS portable. Descargué los archivos necesarios e instalé el sistema, en español, en una memoria USB Kingston de 4 Gb.
El sistema funciona francamente bien y rápido.
Ahora bien, no nos olvidemos que Chrome está pensado principalmente para navegar por Internet y hacer todo en la 'nube'. La nube es un concepto que implica realizar todas las tareas habituales en Internet. Los documentos se pueden crear, guardar y editar con Google Docs, que todavía está disponible solo en inglés y tienes que disponer una cuenta de gmail para utilizarla; para lo cual solo tienes que registrarte.
Otro tipo de ficheros se pueden archivar en discos virtuales como Skydrive de Microsoft.
Como chrome está en fase beta, aunque avanzada, todavía no admite extensiones como mi querido Firefox y a mí me gusta tenerlo todo a mi alcance, sin tener que depender de Internet; he decidido recuperar mi memoria flash USB que utilicé para instalar el sistema. En el próximo verano, si no antes, volveré a utilizarlo para cuando esté de vacaciones con un ultraportátil escaso de memoria. Alojaré los principales documentos en la 'nube' y así dispondré de todos ellos donde quiera que vaya. Siempre y cuando disponga de acceso a Internet, claro está. :-)
Lamentablemente Chrome se instala mediante una imagen que no se interpreta bien por parte de Windows. De un total de 4 Gb, Windows solo reconocía 950 Mb. Recuperar todo el espacio me ha costado más de lo que esperaba. El comando Fdisk para particiones de discos ya no se entrega con las distribuciones de Windows. Las herramientas administrativas de Windows tampoco funcionan bien con estas memorias. La web de Kingston tampoco dispone de ninguna utilidad para estas memorias.
 Al final la solución más fácil ha sido descargar y utilizar la herramienta de HP .
HP USB Disk Storage Format Tool v2.1.8 Rev.A en español.
En esta web existen enlaces para descargar la herramienta desde varios discos virtuales. Con ella la tarea de recuperar la memoria y funcionalidad resulta fácil. Lo recomendable, si queremos conseguir que la memoria sea legible en la mayoría de los sistemas es formatearla en FAT32.